Propiedades anticancerígenas de los cannabinoides pruebas científicas

En los últimos años se ha prestado atención a los potenciales efectos terapéuticos del cannabis y a sus compuestos THC y CBD, sobre su influencia  en la inflamación y síntomas del cáncer. Se ha reconocido al cannabis sativa medicinal como tratamiento para aliviar los síntomas asociados con el cáncer, como dolor, pérdida de apetito, náuseas, vómito y ansiedad.

Además de su utilización como tratamiento paliativo, se ha demostrado una potencial propiedad antitumoral. Tanto los cannabinoides endógenos, fitogénicos, como los sintéticos, tienen un impacto en la proliferación del cáncer mediante la modulación de algunas proteínas implicadas en el sistema endocannabinoide, tal es el caso de los receptores CB1, CB2 y GRP55.

En tiempos recientes se han desarrollado investigaciones donde se estudia el papel del CBD como posible anticancerígeno. Se ha encontrado que el CBD posee propiedades antioxidantes, lo que sugiere que sirve como prevención para diversas enfermedades, entre ellas enfermedades neurodegenerativas, cardiovasculares y cáncer.

En algunos estudios con animales, se ha evidenciado que el CBD inhibe la progresión de algunos tipos de cáncer. Por otro lado, una administración combinada de CBD y Δ9-THC seguida de radioterapia, es capaz de provocar autofagia y apoptosis de las células cancerosas; asimismo, se encontró que el CBD, por sí solo, puede generar una inhibición de la proliferación celular y aumentar la apoptosis de distintos tipos de cáncer.

En un estudio, se encontró que los cannabinoides poseen efectos antiproliferativos directos que ayudan a inducir la detención del ciclo celular y promueven la muerte de las células tumorales mediante toxicidad, apoptosis, necrosis y autofagia. Además de su efecto antitumoral, también se ha demostrado que disminuyen la migración celular y por tanto la metástasis.

Por otro lado, otro estudio encontró que los agonistas de los receptores CB1 y CB2 pueden actuar como agentes antitumorales en diferentes tipos de cánceres agresivos. En modelos animales se demostró la capacidad del CBD de inhibir la progresión de algunos tipos de cáncer, como por ejemplo el de mama, pulmón, próstata, colon y glioblastoma.

En la actualidad se están desarrollando diversos estudios en los cuales se analiza el potencial anticancerígeno del cannabis sativa, así como de sus componentes, abriendo la puerta a una nueva y prometedora cualidad de esta planta la cual serviría como tratamiento preventivo de diversos tipos de cáncer.

Referencias

Rocha, F., dos Santos Júnior, J., Stefano, S., & da Silveira, D. (2013). Systematic review of the literature on clinical and experimental trials on the antitumor effects of cannabinoids in gliomas. Journal Of Neuro-Oncology, 116(1), 11-24. 

Abrams, D. (2018). The therapeutic effects of Cannabis and cannabinoids: An update from the National Academies of Sciences, Engineering and Medicine report. European Journal Of Internal Medicine, 49, 7-11. 

Pellati, F., Borgonetti, V., Brighenti, V., Biagi, M., Benvenuti, S., & Corsi, L. (2018). Cannabis sativa L. and Nonpsychoactive Cannabinoids: Their Chemistry and Role against Oxidative Stress, Inflammation, and Cancer. BioMed research international, 2018, 1691428. 

McAllister, S. D., Soroceanu, L., & Desprez, P. Y. (2015). The Antitumor Activity of Plant-Derived Non-Psychoactive Cannabinoids. Journal of neuroimmune pharmacology : the official journal of the Society on NeuroImmune Pharmacology, 10(2), 255–267. 

Morales, P., & Jagerovic, N. (2019). Antitumor Cannabinoid Chemotypes: Structural Insights. Frontiers in pharmacology, 10, 621. 

Comments are closed.